Solo correr.

Rosa María y sus monstruos

Después de muchos días de lluvia, llegó un día soleado, después de la tempestad viene la calma dicen, pero han sido días de dolores de cabeza intensos, de ansiedad por un futuro que no premoniza nada alentador, incierto, quizás se ahoga en un vaso con agua y no ve que sigue existiendo esperanza, sus sentimientos ahora desordenados, nada funciona como debe ser, cada vez es más complicado, se siente emocionalmente cansada, tanto que físicamente empieza a flaquear. No se puede ser raíz o tronco toda la vida sin algo que le sustente, las fuerzas le agotan, el sueño como escape, las piernas pesadas …

Correr, quiere correr, sus huesos no la sostienen, le pesan, le duelen, se siente cansada. Sabe que como ella cientos, miles, millones… (algunos ya han agarrado camino, ese camino que no a todos trata bien, más necesidades, más angustias, pero  al menos llevan  la esperanza de…

Ver la entrada original 441 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s