DRAMA Y PLACER FAMILIAR. POR: Angel Gozzo. Agosto 2017

Niehaus
Las familias *Niehous – Rodríguez* tienen un vínculo común: el delito. Un secuestro unió a ambas. A una la sumió la tragedia para siempre. Nadie se recupera de un plagio. Ni el secuestrado, ni la familia inmediata. Tres años, cuatro meses, dos días duró *William F. Niehous* secuestrado desde la quinta Betchirro en Prados del Este hasta que apareció accidentalmente en la finca Los Dividives en el estado Bolívar.
Imagínense todo ese lapso con la esposa Donna y sus tres hijos Mark, Craig y David con una larga incertidumbre sobre la vida o la muerte de su familiar. Con esa realidad pesando, toda la familia estuvo secuestrada también, hasta que apareció y con la misma sorpresa con que apareció William se fue toda la familia del país y desaparecieron en silencio en Toledo, Ohio.
img_4240
La otra familia pasó por la fatalidad de la muerte del cabeza de familia y después de haber pasado por todas las fases del duelo, la crisis por la muerte de *Jorge Rodríguez* padre, la negación inicial, la rabia con Jorge, con el sistema, con los políticos, con su grave situación económica; la depresión y al final con los años, la aceptación de la realidad. Hasta que empezaron a sacar un aprendizaje los deudos. Nos referimos a Doña Delcy y los chamos de ese entonces, Jorgito y Delcy Eloyna. Me imagino que el aprendizaje fue… la vida continua.
Mientras duró el secuestro y la aparición de Niehous, ambas familias estuvieron unidas por el drama. La incertidumbre por la vida de William y la realidad por la muerte de Jorge, padre.
Hasta que el tiempo hizo su trabajo, como siempre y se encargó de colocar las capas de olvido y de enviar a la memoria remota esos pasajes. El aprendizaje para ambas familias fue…la vida continua.
Hasta que llegó la revolución bolivariana en 1998.
Con la llegada de la revolución en 1998, empezó a figurar en primera plana y en la nomenclatura del régimen un personaje. *Ali Rodríguez Araque*, (a) *el comandante Fausto*, miembro prominente de la guerrilla y eterno embajador de la violencia venezolana en Cuba. Para el momento del secuestro de Niehous, Ali estaba en La Habana como huésped de honor de Fidel Castro. Otro que agarró figuración fue *Fernando Soto Rojas*, otro ex miembro de la derrotada guerrilla venezolana, integrante del frustrado desembarco cubano en Machurucuto en 1967 y quien ocupó sorpresivamente la presidencia de la Asamblea Nacional en 2012. Cuando ocurre el secuestro de Niehous, el camarada Soto Rojas pendulaba entre el medio Oriente con los grupos de _fedayines_ palestinos y la vida bohemia de Paris. Hasta que los hermanitos Rodríguez empezaron a irrumpir públicamente y a ocupar espacios. Primero fue Jorgito en el CNE, luego en la Vicepresidencia, hasta que llegó a la alcaldía de Caracas y desde allí, con su diván de siquiatra, domina toda la política revolucionaria.
¡Adivinen quien le hizo lobby ante Chávez! Ali Rodríguez Araque. El comandante Fausto también cabildeó para meter en la nómina roja rojita a Delcy, lo trabajó con Chávez, la chama metió la pata en varias oportunidades, hasta que Chávez se murió y desde allí, la reina de la política revolucionaria es Delcy Eloyna, solo frenada por la primera combatiente.
img_4241
Hasta allí la historia de ambas familias *Rodríguez – Niehous* y el paso de los vástagos del delincuente secuestrador Jorge el padre, en la política venezolana.
El otro punto ¿Por qué *Ali Rodríguez Araque*, *Fernando Soto Rojas* y un personaje que no ha sido mencionado aún en el relato, se articulan en el secuestro de Niehous y sus derivaciones? Me refiero a *Ilich Ramírez Sánchez* (a) *El Chacal*.
Este es un capitulo que solo retrata el dinero del rescate del secuestro. La *Owens Illinois* y la *CIA* pagaron a los secuestradores una suma cercana a los 15 millones de dólares. Las sumas fueron entregadas fraccionadas a algunos factores de la Liga Socialista y a otras organizaciones guerrilleras a quienes fue vendido el plagiado. El dinero fue triangulado hasta Cuba (donde estaba Ali Rodríguez Araque) a través de los barcos cementeros de Luben Petkof y desde allí hasta Paris (donde estaban Fernando Soto Rojas e Illich Ramírez) y allí fue cuarenteado por un largo tiempo para financiar las actividades subversivas en Venezuela y adicionalmente mantener la familia Rodríguez Gómez en Venezuela.
Jorge jr. y Delcy, en el momento del secuestro de Niehous son unos chamos de 11 y 5 años, respectivamente. Su crianza y formación fue una responsabilidad muy puntual de Ali Rodríguez Araque. A Doña Delcy, la matrona nunca le faltó nada en su casa de El Paraíso, ni para la comida ni para la formación de Jorgito y Delcy. Los estudios de post grado de Delcy Eloyna fueron en Paris a todo trapo financiados con los dólares de los tres años, cuatro meses y dos días que estuvo secuestrado *William Frank Niehous*. Y adivinen quienes le servían de _cicerone_ a la niña durante su estancia en la ciudad luz… Fernando Soto Rojas y (a) El Chacal. Una pelusa.
Cuando uno ve a la doñita Delcy, la vieja, defendiendo a su retoño en México de los ataques verbales de un venezolano arrecho que le grita a Jorgito ¡Asesino! Mientras este le tapa los oídos a sus otros dos polluelos y la señora se mantiene impávida y serena, imagínenla recibiendo cada mes, un buen mercado y todas sus facturas canceladas a cargo de las lágrimas de Donna, de Mark, de Craig y David Niehous, pero también de la tristeza con la que se murió después en Toledo Ohio, William. ¡Que drama familiar verdad!
Así, con casi mil palabras se resume la historia de dos familias emparentadas inicialmente por la tragedia, pero después los Rodríguez Gómez, encabezados con la matriarca doña Delcy que recibía dinero ensangrentado, se diferenciaron con el placer del poder, con la magia del dinero, especialmente con dólares procedentes del imperio al que odian exteriormente, con tanta saña como odian a sus congéneres venezolanos, a quienes han empujado a través de la violencia que vieron en su familia y en su hogar, hacia la pobreza y el desarraigo de la unidad nacional.
Lo que inicialmente era un drama para dos familias, se convirtió en un placer de poder para una y un drama para la familia venezolana.
*León, 23 de agosto de 2017*
*Ángel Gozzo N. – Universidad de León*

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s